Estos son los distintos tipos de mampostería que existen

Estos son los distintos tipos de mampostería que existen

La mampostería es una de las especialidades de las que se ocupa un albañil y hoy queremos hablar de los tipos de mampostería en construcción.

Si quieres formarte para ejercer en este sector, debes realizar un curso de prevención de riesgos laborales en construcción. Échale un vistazo a nuestro catálogo educativo y elige la alternativa que mejor encaje con tus necesidades.

 

Tipos de mampostería en construcción

¿Sabías que la mampostería es uno de los métodos de construcción más antiguos que existen? De hecho, muchas de las estructuras históricas que conocemos aún en pie se lo deben a esta técnica.

Pero,  ¿qué es la mampostería?

  • Es un sistema de construcción mediante el que se superponen ladrillos, bloques de cemento, rocas, etc. para levantar un muro o una división.
  • Para adherir unos materiales a otros se usa una mezcla de agua, cal o cemento que permite obtener una estructura sólida.
  • Es muy útil debido a su resistencia y durabilidad.

En la actualidad existen distintos tipos, diferenciados por los materiales que emplean y otros aspectos que veremos a continuación.

 

Clases de mampostería

Como te explicamos, hay varios tipos de mampostería que se utilizan en construcción en la actualidad. Su diferencia radica en los materiales a utilizar y en los usos y técnicas como, por ejemplo, cuando utilizamos las cuñas para ajustar y nivelar piedras y bloques durante el proceso.

  • Ordinaria: se basa en la utilización de morteros de cal o cemento y piedras que se adaptan unas a otras para dejar el menor espacio posible entre ellas. Dicho espacio es el que se rellenará con el mortero.
  • En seco: en este tipo de mampostería no se utiliza mortero, por lo que la consideramos un tipo “sin reforzar”. Su técnica consiste en colocar materiales superpuestos sin ningún relleno, recubrimiento ni sellado. En los pequeños huecos que quedan se colocan piedrecitas a las que llamamos “ripios”.
  • De decoración: su carácter más estético y decorativo proviene del uso de piedras ya trabajadas (pulidas, cortadas y barnizadas).
  • De piedra: consiste en crear muros o pilares con piedras naturales que pueden estar ya tratadas o canteadas. Es un tipo de mampostería más difícil de llevar a cabo por la irregularidad de la piedra natural. Sin embargo, esto la convierte en una técnica muy característica y valorada en la actualidad.
  • Estructural: se compone de muros que distribuyen la carga a los cimientos y posteriormente al suelo. Al ser tan geométrica, resiste muy bien las cargas y la acción del viento. Llevarla a cabo es todo un arte, pues requiere el correcto dimensionado de los vanos y los espacios.
  • De ladrillo: se hace con ladrillos de arcilla quemada, con ayuda de morteros para fijarlos.
  • Confinada: los muros se construyen con ladrillos que se fijan con mortero formando columnas. Éstas se fijan desde el suelo con vigas rellenas de cemento.
  • Concertada: es una de las soluciones más elegantes y refinadas. En ella, los elementos constructivos se colocan de manera poligonal.

 

Aunque pueden existir variantes, estos son los tipos de mampostería en construcción más populares.

Si quieres ejercer como personal de albañilería y profundizar en este tipo de técnicas y métodos, recuerda que debes obtener tu tarjeta TPC de la construcción. Contacta con nuestro centro formativo y apuesta por tu futuro laboral:

  • Teléfono fijo 916170423
  • Móvil: 630292516
  • Correo info@prevencion.com
Related Posts