¿Cuáles son los principales riesgos en albañilería?

¿Cuáles son los principales riesgos en albañilería?

Cualquier actividad comporta un riesgo, pero los riesgos en albañilería pueden tener consecuencias más graves. Conocerlos para poder evitarlos es imprescindible a la hora de ejercer esta profesión.

En nuestro centro disponemos de una oferta formativa muy amplia para que aprendas todo lo necesario respecto a prevención de riesgos. Desde el curso PRL de 20 horas online hasta el de 60 horas, en cualquiera de ellos podrás formarte para ejercer tu profesión sin riesgos.

 

Estos son los principales riesgos en albañilería

En un proyecto de construcción, el contratista es el encargado de elaborar el Plan de Seguridad y Salud basado en una auditoría de riesgos. Este plan consta de la evaluación de riesgos de esa obra concreta y de la planificación de prevención que se va a implantar en ella. Si no existe proyecto, este plan se sustituye por una evaluación de riesgos de los trabajos ejecutados.

Todos los oficios de la construcción conllevan riesgos, al igual que los del resto de sectores. No importa en qué trabajes, siempre existe una posibilidad de accidente que debemos evitar. Por nosotros y por nuestros compañeros.

Obviamente, existen puestos laborales que implican un riesgo mayor o unas consecuencias mayores si ese riesgo no se evita. Uno de estos casos es el de la albañilería, donde la prevención resulta fundamental.

A continuación vamos a describir cuáles son los principales riesgos que corren los trabajadores de este antiguo oficio.

 

Clasificación en 3 categorías

¿Sabías que podemos clasificar los riesgos en 3 categorías? Aunque podemos ampliar esta división, las principales son las siguientes:

Seguridad

  • Cortes
  • Caídas a distinto y mismo nivel
  • Golpes con objetos y herramientas
  • Sobreesfuerzo
  • Atropellos y atrapamientos

Higiene y medioambiente

  • Ruido
  • Temperatura
  • Vibración
  • Químicos

Riesgos ergonómicos y psicosociales

  • Posturas forzadas mantenidas en el tiempo
  • Espacios de trabajo reducidos
  • Problemas de comunicación
  • Movimientos repetitivos en procesos manuales
  • Movilidad geográfica
  • Interferencia de actividades
  • Actividad física dura y continuada
  • Falta de coordinación

 

Tipos de lesiones musculoesqueléticas más comunes

Es muy habitual que, si no seguimos las recomendaciones ergonómicas de prevención, desarrollemos lesiones musculoesqueléticas en el ejercicio de la profesión de albañil.

Conocer de dónde proceden es básico para poder prevenirlas:

  • Utilización de maquinaria: cuando la utilizamos sobre terrenos irregulares es habitual que aparezcan problemas en la parte baja de la espalda, las vértebras y las articulaciones.
  • Posturas forzadas: columna vertebral, brazos y espalda son las zonas del cuerpo que más sufren las posturas forzadas.
  • Repetitividad: muchas de las tareas que realiza un albañil son repetitivas, lo que unido a la postura forzada da lugar a la combinación perfecta para lesionarse.
  • Manejo de equipos y herramientas: por el peso de las herramientas, su vibración o la tensión con la que las sujetamos es habitual que elevemos el riesgo de lesión.

Prevenir estos riesgos en albañilería es posible si se cuenta con la información necesaria. Realizar alguno de nuestros cursos es la clave para obtener una formación completa en prevención de riesgos y desempeñar tu trabajo de manera segura.

Infórmate:

  • Teléfono fijo 916170423
  • Móvil: 630292516
  • Correo info@prevencion.com
Related Posts